Terapia con ventosas

Las ventosas son recipientes similares a “vasos”, fabricados generalmente en vidrio, bambú, cerámica, arcilla o plástico y diseñados especialmente para realizar el vacío sobre la piel del paciente sin dañar la misma. El vacío se puede realizar mediante la combustión del oxígeno que se acumula dentro de la ventosa, por ejemplo aplicando fuego de forma controlada (método tradicional), o extrayendo el aire con una bomba de succión (método moderno).

Acciones generales de las ventosas:

  • Promover la circulación de Qi y Xue.
  • Inducir un efecto analgésico.
  • Eliminar los factores patógenos externos de viento, frío, calor y humedad

Este efecto se traduce en distintas acciones que se detallan a continuación:

  • Efecto revulsivo (inflamación externa para eliminar un problema interno).
  • Efecto relajante muscular.
  • Efecto analgésico.
  • Hiperemia local.
  • Eliminación de factores patógenos externos, sobretodo frío y humedad
  • Activación de la circulación de Xue.
  • Estimulación del metabolismo.
  • Regulación del sistema nervioso.
  • Aumentan las defensas.
  • Mejoran los tendones.