La Homeopatía

!!La homeopatía es una vieja historia¡¡ Hipócrates esbozaba ya las primicias cinco siglos antes de nuestra era. Había observado que existía un cierto paralelismo de acción entre la toxicidad de una sustancia y su poder terapéutico: “Lo mismo que ha provocado el mal puede curarlo”.

Christian- Samuel Hahnemann, a finales del siglo XVIII, fue el primero que intentó experimentar sobre él mismo y su entorno para poner de manifiesto los efectos de los medicamentos que empleaba, en individuos sanos.

Desde entonces, la homeopatía ha recorrido un largo camino. Actualmente es una terapéutica oficialmente reconocida, enseñada y aplicada en numerosos países.

En su práctica, los “terapéutas de la salud” pueden verse obligados a dar explicaciones, opiniones o consejos, a curar mediante la homeopatía. Por lo que es indispensable poseer conocimientos útiles para su aplicación terapéutica.

La homeopatía no es solamente una terapéutica, es también una forma de medicina basada en una concepción global del individuo. No tiene en cuenta únicamente una enfermedad que sobreviene a un individuo determinado que tiene sus propias reacciones. La homeopatía aúna en su concepción, el principio ya enunciado por Hipócrates: “Unidad: enfermedad/enfermo/remedio”

Pero la homeopatía no es solamente una concepción. También es un método terapéutico que puede parecer bastante sencillo a priori. Exige sólidos conocimientos teóricos y también una cierta preparación psicológica para abordar al paciente de una manera adecuada. A pesar de su aparente facilidad de uso, la homeopatía se indica y se administra obedeciendo a reglas precisas. Sin embargo, al contrario que la alopatía, la terapéutica homeopática nunca es tóxica y no provoca efectos secundarios, ni dependencia. El único riesgo es la ineficacia en caso de haber recetado de manera inadecuada.

Es pues una terapéutica eficaz, no agresiva, no tóxica y además económica.

Utilizar la homeopatía, significa hacer un favor a los enfermos evitándoles un tratamiento que conlleve riesgos yatrógenos. Significa también, promover la salud gracias a la acción preventiva de ciertos medicamentos.

<< Más que una ciencia, la medicina es un arte. No consiste en fabricar toda clase píldoras, emplastos y drogas, sino en tener en cuenta procesos vitales que es preciso comprender antes de poderlos manejar. >>  (Paracelso.)