Dolor de coxis, hueso de la alegría o rabadilla

 

A veces una caída fortuita sobre los glúteos, puede ser el origen de un sufrimiento que puede perdurar varios meses o años. La persona experimenta dolor principalmente al sentarse y si es en asientos duros mucho peor aún…

El coxis es la terminación del hueso sacro, que la gente de a pie llamamos el hueso de la alegría o la rabadilla. Suele producirse el problema cuando hay una caída sobre los glúteos donde termina el sacro, como por ejemplo al esquiar, haciendo footing, haciendo acrobacia,  en el momento del parto, un simple resbalón con nieve o lluvia,  con la clásica broma de quitar la silla cuando alguien se va a sentar.etc.  También en el peor de los casos se puede fracturar y esto ya lleva cirugía médica si el dolor es muy persistente.

La columna vertebral la recorren muchos nervios que acaban en el filum Terminal, o coxis, es por eso que cuando sufre una contusión se inflama y suele doler mucho.

Desde el lenguaje osteopático decimos que una rotación del sacro podría implicar también en una desviación del coxis puesto que nos referimos a la misma pieza ósea, y dependiendo como sea la caída podría haber una lesión del coxis anterior o posterior, con una lateralización a la izquierda o a la derecha.

En principio ante una lesión de este tipo se puede empezar a normalizar manipulando el sacro, vertebras lumbares implicadas y tratando los músculos psoas ilíaco, glúteo mediano, glúteo mayor y piramidal de la pelvis. Si así no fuera posible y con la autorización expresa de la persona y con el profesional cualificado para ello, se intentaría hacer una manipulación a nivel interno siempre que no existan hemorroides, ni fisuras, ni sangrado de ningún tipo, este tipo de manipulación se puede ver en manuales de osteopatia con diferentes autores. Pero en la mayoría de los casos no es necesario este tipo especial de manipulaciones, sino que desde fuera se pueden aplicar muchos remedios como normalizar la pelvis con la osteopatia, calor especial, acupuntura, auriculopuntura, homeopatía, y la recomendación especial de usar un cojín anti escaras durante el tiempo que se esté tratando  este problema.

Luego cuando la persona se vaya mejorando se le puede indicar hacer estiramiento de los músculos pélvicos,  de suelo pélvico,  así como la natación, que vendrán de maravilla para una buena recuperación del coxis lesionado.

Bueno, lo mejor es que intentes evitar las caídas por si acaso… de todas formas en nuestro centro de Osteopatía VITAL JOSVIC de Arguineguín es muy posible que te podamos ayudar si pudieras tener algún problema de esta índole

Saludos Cordiales

José M. Cabrera Caballero

Titulado superior universitario en Osteopatía

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *