Los 12 pares de nervios craneales

 

Desde el encéfalo salen doce pares de nervios craneales que se comunican por medio de los dos hemisferios a órganos como es la vista, el oído, boca, etc. La comunicación  de muchos de los nervios cerebrales se hace a través de la médula espinal. Desde el encéfalo estos doce pares de nervios craneales y por medio de unos canales y orificios se dirigen al cerebro y desde ahí a los órganos internos correspondientes.

A continuación los detallamos uno por uno así como la función que estos desempeñan.

Par craneal I,  nervio olfativo, su función es transmitir información nerviosa acerca del olfato.

 Par craneal  II, nervio óptico, su función consiste en transmitir información nerviosa acerca de todo lo que conlleva con la visión.

Par craneal III,  nervio oculomotor, o también llamado nervio motor ocular común el cual manda ordenes a los músculos relacionados con los movimientos de los ojos, así como con la apertura o cierre de la pupila.

 Par craneal IV, nervio troclear patético, al igual que el anterior este nervio también se ocupa del movimiento del músculo oblicuo superior del ojo.

 Par craneal V, nervio trigémino, tiene funciones motoras y sensoriales, este manda órdenes  a los músculos  que hacen posible la masticación, así como recoge información nerviosa de la sensibilidad o dolor que afectara a la cara o bien a la boca.

 Par craneal VI, nervio motor ocular externo, o abducen es el que se encarga que el ojo se mueva hacia los laterales o en sentido externo.

 Par craneal VII, nervio facial, manda ordenes a los músculos de la cara dedicados a crear expresiones faciales, así como glándulas lagrimales y salivares y datos gustativos de la lengua.

 Par craneal VIII, nervio estatoacústico, se encarga de recoger información nerviosa acerca de la audición.

  Par craneal IX, nervio glosofaríngeo, recibe información nerviosa de las papilas gustativas de la lengua,  de la glándula parótida, así como los músculos del cuello que se encargan de hacen la función de tragar.

 Par craneal X,   nervio vago, al igual que el glosofaríngeo este también interviene en la función de tragar, lleva órdenes a muchos de los músculos de la laringe y de la faringe y recibe información nerviosa gustativa que llega desde la epiglotis.

 Par craneal XI, nervio accesorio, se encarga de mandar ordenes para activar los músculos esternocleidomastoideos y trapecios para que tanto hombros como cabeza puedan hacer la acción de moverse de cualquiera de las formas.

 Par craneal XII, nervio hipogloso se encarga también de mandar ordenes para activar los músculos de la lengua , así como la función de tragar, al trabajar al unísono  con el nervio accesorio  hacen que la deglución de los alimentos se haga de una forma correcta.

El hecho de que los pares de nervios craneales estén escritos en números romanos se debe al médico cirujano y filósofo  griego Galeno de Pérgamo, que estando en el imperio romano entre otras muchas cosas descubrió los pares craneales junto o otros colegas médicos. Recordemos que Galeno fue uno de los mayores y más completos investigadores de la Edad Antigua.-

Desde la osteopatía craneal y craneosacral se abre un camino a la posibilidad de  manipular y controlar los nervios craneales cuándo alguno de ellos se desequilibra por alguna razón y no siempre, dependiendo la patología claro está. El famoso y prestigioso osteópata del  Reino Unido, Jean Pierre Barret y su socio Alain Croibier osteópata francés de renombrada fama internacional, han escrito un libro, titulado “El manejo de los nervios craneales”,  siguiendo con más de 60 años de estudio del percutor de la osteopatia craneal Doctor William Garner Sutherland por mediación de la osteopatía, de su técnicas manipulativas.

Saludos para todos

Fdo.  José Cabrera Caballero

Titulado superior universitario en osteopatía

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *