La epicondilitis o codo de tenista

Explicaremos aquí que es una epicondilitis o también llamado codo de tenista, aunque no hace falta hacer un deporte de raqueta para que este se produzca, pero primero vamos a ver que es el epicóndilo y donde se encuentra.
El epicóndilo está ubicado en la articulación del codo, en su parte lateral externa, y encima del cóndilo de la parte proximal de este, donde se originan los músculos extensores de la muñeca y ellos son seis, Músculo supinador corto, músculo ancóneo, músculo extensor radial corto del carpo, músculo extensor ulnar del carpo, músculo extensor común de los dedos y músculo extensor común del meñique, además del ligamento colateral radial y el circulo arterial periepicondileo lateral.

Pues en la epicondilitis se produce una inflamación del un tendón o varios de los que conforman esos músculos del codo, recordemos que todo lo que termina en “itis”, significa inflamación o distención, también afecta al periostio, bolsa humeral y ligamento anular.

Se suele producir por exceso de uso prolongado del codo en cuestión, ya sea haciendo deporte, limpiando ventanas, frotando una superficie durante horas, pintando paredes, haciendo trabajos inusuales, o sea haciendo movimientos repetitivos por tiempo prolongado, a nuestro centro son muchas las personas que han venido por tener epicondilitis y han sido por varios de los motivos expuestos, pero recuerdo un señor que vino una vez , muy dolorido y la causa había sido que se metió en el mar para limpiar el casco de su barco que tenía mucho limo y terminó con el dolor más grande que había tenido nunca.

Los métodos que usamos en Vital-Josvic para paliar la epicondilitis, son la osteopatía, masaje profundo de Cyriax, la crioterapia, acupuntura, auriculopuntura homeopatía y reflexología pedal entre otras, también inmovilizamos con un cabestrillo mientras le tratamos, así como hacer el máximo de reposo, habiendo muy buenos resultados.
Recuerdo también hace muchos años que había un profesor de origen sueco que daba clases en unas canchas de tenis en la zona de Puerto Rico (Gran Canaria), que le decía a sus alumnos que en caso de tener una epicondilitis debían de hacer un reposo absoluto con el codo afectado durante al menos 3 días, del tal manera que ni siquiera bebiesen un vaso de agua ni saludar con esa mano, y que verían una gran mejoría…

Bueno, creo que son consejos buenos para coger….
Espero haber podido ayudar a muchas/os para prevenir el codo de tenista.

Muchos saludos

José Cabrera Caballero

Titulado superior universitario en osteopatía.-

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *